La comunidad educativa del Colegio Sagrada Familia aspira a la formación del alumnado en su triple dimensión: personal, social y religiosa, y para ello ofrece una educación integral.

Nuestra principal exigencia es proporcionar una educación de calidad, para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo posible de todas sus capacidades y competencias (individuales y sociales, intelectuales, culturales y emocionales), para lo cual ofrecemos una respuesta educativa adaptada a sus necesidades.

En nuestro modelo educativo valoramos

La libertad

El espíritu crítico

La creatividad

El compromiso

La excelencia

El buen comportamiento

La adaptación y el respeto a la diversidad

La educación emocional y la interioridad

La iniciativa personal y el emprendimiento

El afán de superación y el esfuerzo individual

El respeto a las personas como base de una buena convivencia

La capacidad de
aprender a aprender

El respeto al entorno natural, artístico e histórico

La solidaridad y la cooperación